SOBRE CARLA Y LA EXPOSICIÓN - Carla Duval

SOBRE CARLA Y LA EXPOSICIÓN


Norma Duval organizó una exposición a título póstumo de su hermana Carla Duval en el centro cultural casa de vacas del Retiro en Madrid del 06 al 28 de septiembre de 2012:


56891011121234


Observar su obra es recorrer su alma. Carla Duval comenzó a pintar con 5 años y durante prácticamente toda su vida fue una pintora autodidacta. Amante del arte como pocos, consiguió compaginar su sueño como actriz con su pasión por la pintura. Esto no fue una tarea fácil ya que gran parte de su vida la dedicó en cuerpo y alma a la pintura dejando más apartada su faceta como actriz, sin embargo, los caprichos del destino hicieron que su carrera diera un giro de 180 grados y sus últimos momentos los dedicó a su otra gran pasión, el teatro. La enfermedad la atrapó en uno de los lugares que más amaba, el escenario, rodeada de grandes amigas que compartían con ella el cartel de la obra “Brujas”.

Pero ese es solo el final de una preciosa historia que comenzó cuarenta y seis años atrás en Barcelona. Carla Duval empezó a pintar desde que era una niña. Su hermana Norma la recuerda con un lápiz o carboncillo en la mano. Su carácter emprendedor y luchador hicieron que ese sueño de la infancia poco a poco se fuera convirtiendo en una realidad y así es como empezó a pintar sobre grandes lienzos dando rienda suelta al talento innato que tenía. Cuando era una adolescente ya había montado su propio estudio. Su pequeño rincón en el que comenzó a hacer series de caballos, uno de sus temas preferidos, desnudos, retratos y bodegones. Carla y Norma pasaron mucho tiempo juntas durante esta etapa, ya que ambas vivieron juntas en París y, mientras Norma triunfaba sobre los escenarios del “Follies Bergere”, Carla perfeccionaba su trazo pintando a su hermana sobre el escenario y haciendo una serie de retratos sobre Norma. Carla tenía un trazo especial, perfectamente reconocible algo que solo tienen algunos grandes pintores que han pasado a formar parte de la historia. A Carla la faltó tiempo para que eso ocurriera… pero por eso estamos hoy aquí.

Haciendo un homenaje y admirando su obra gracias a su hermana Norma. En 1997 hizo su primera exposición de pintura. Una exposición en solitario que fue solo la primera piedra del camino que empezó a recorrer hasta llegar a uno de los momentos más importantes de su carrera como pintora. En 2002 ingresó en el taller del Museo del Prado de la mano de su director Don Francisco Molina Montero. Estudió cuatro años en la pinacoteca, tiempo suficiente para madurar como artista. “Inconformista, tenaz, abierta al conocimiento continuo, inteligente, intuitiva y conceptual” estos son algunos de los adjetivos con los que Don Francisco Molina Montero solía describirla.

Tras su paso por el Prado, Carla estaba lista para volar en solitario y así es como empezó a organizar diferentes exposiciones por toda España. Sus pinceles y lienzos la acompañaron hasta un año antes de fallecer, de hecho fue en 2009 cuando realizó su última exposición.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR